Entrevista a los creadores de los carteles de ‘Blancanieves’ (publicada en el diario Información de Alicante el miércoles 24 de octubre)

Punto y aparte

Conrad Roset, Jordi Rins y Guim Tió

AUTORES DE LOS CARTELES DE BLANCANIEVES

Texto y fotografía de Marta Rosella Gisbert Doménech   

Son seis, en vez de siete, los enanitos. Pero Blancanieves, la encargada de representar a España como película de habla no inglesa en los Òscar, es más que un guiño al cuento de hadas. Como asegura Jordi Rins, artífice del cartel fotográfico: “Quiero pensar que hemos participado en un proyecto diferente, no en una película de cine”. Traemos una entrevista a tres bandas: además de Rins, hablamos con Guim Tió y Conrad Roset, autores del cartel artístico que colgó del Gran Teatro del Liceu de Barcelona y de la Zarzuela de Madrid durante la presentación oficial del filme. Los artistas nos abren las puertas de su taller en Gràcia. *[modificado en la publicación]

“QUIERO PENSAR QUE HEMOS PARTICIPADO EN UN PROYECTO DIFERENTE, NO EN UNA PELÍCULA DE CINE”

¿Cuándo os contactan para que realicéis los dos carteles, el fotográfico y el artístico?

J.R.: “Hace dos o tres años me llamó la productora para plantearme el proyecto. Con un ilustrador y las ideas que teníamos, preparamos todo el dossier, el libro, en formato antiguo, con el objetivo de buscar subvenciones. El año pasado me llamaron para decirme que la iniciativa seguía adelante y que empezaban a necesitar más material. Me encargué de las cartelas del diálogo y del narrador que aparecen en la película, de los créditos del inicio (típico de las películas de antes). Al estar tan implicado, le comenté a la productora que me hacía ilusión hacer el póster y me dijeron que sí, que me daban esa opción. Yo soy muy cinéfilo, me gusta mucho todo el tema de los carteles; de pequeño veía como mi padre pintaba a gran tamaño carteles de cine, ya que antes las salas no podían reproducirlos en estas dimensiones y, para ello, contrataban a pintores. De ahí que siempre yo haya tenido el gusanillo de hacer pósters de películas.”

¿Por qué escogiste como protagonista del cartel a Maribel Verdú?

J.R.: “Tenía que concentrar toda la historia en el cartel, del que realicé, no una ni dos ni tres… sino varias propuestas. Escogí a Maribel Verdú porque es el elemento clave de la película; al final tiene mucha presencia, se ‘come’ a todos. A nivel estético, es el personaje con más elementos folclóricos. Es la que da más juego. Principalmente, como Blancanieves siempre puede caer en el tópico de ser una película de animación o infantil y el director no quería, destacamos a la malvada.”

¿Cuál ha sido el elemento que más ha costado del cartel?

J.R.: “La tipografía de Blancanieves no existe. La he tenido que hacer yo… y ha costado bastante. El director me pasó una que le gustaba mucho, muy parecida a la de la película de El halcón maltés, con Humphrey Bogart, bastante gótica. A mí me gustó pero no me entusiasmó. A partir de esta tipografía, cogí otra que me gustaba y la distorsioné.”

Habladnos del cartel artístico. Lo más laborioso.

G.T.: “Siempre están los acabados. Al llevarlo a imprenta, vimos que el papel y el tipo de póster no eran los adecuados. Por otro lado, teníamos bastante libertad: de hecho, no nos preocupó que la figura se pareciera a Maribel Verdú, porque para eso ya se ha hecho el fotográfico. Nuestra intención era sintetizar al máximo y eliminar lo que no fuera importante.”

 ¿Os limitó el hecho de que fuera en blanco y negro?

G.T.: “Sí. Intentamos poner algo de color, rojo, concretamente. Pero el definitivo es en blanco y negro, siguiendo la lógica de la película.”

¿Qué materiales habéis utilizado?

C.R.: “Linóleo. El montaje es con ordenador. Pero siempre intentamos que este último se asemeje a las técnicas manuales lo máximo posible, eliminando lo que resulte artificial. Está hecho con muchas planchas diferentes. Nos fue muy bien porque, a pesar de que era la primera vez que trabajábamos juntos, Guim controla más la parte de linóleo y yo (Conrad) la digital. Nos complementamos.”

¿Qué os ha parecido la película?

J.R.: “Me ha encantado. Ya la he visto tres veces, y también sin efectos. Quiero pensar que hemos participado en un proyecto diferente, no en una película de cine.”

G.T.: “La estética y el vestuario, lo mejor.”

C.R.: “La dirección de fotografía es un diez.”

¿Óscar?

C.R.: “Yo creo que es difícil.”

G.T.: “Para mí, el hecho de que represente a España, ya es un premio.”

C.R.: “Yo me lo tomo como un trabajo más en nuestra carrera.”

G.T.: “Sí, pero si gana un Óscar, compraremos uno y lo pondremos aquí, en el taller (risas).”

¡Mi texto para la exposición que Joana Santamans presenta en San Francisco!

“Abre los ojos. Un tigre inmóvil te está mirando. Ciérralos. Vuélvelos a abrir. Sigue ahí… pero no estás asustado. Ni él tampoco. Es un descendiente de panthera de una ferocidad muy profunda, aunque casi nada agresiva. El tigre de Joana Santamans es un predador emocional. Así que cuidado.

Ahora ya no hay vuelta atrás. Te has quedado atrapado entre las lianas de la selva mágica de Joana. Después de darte un chapuzón en su río rejuvenecedor, empapado de acrílico, grafito, tinta china y perfilado con rotulador, tus pupilas se vuelven a empachar de colores y rarezas. Necesitas seguir. Seguir perdiéndote para encontrarte.

Has perdido el mapa y probablemente el norte. No intentes volver a abrir los ojos buscando la orilla. Te despertarás frente a un ciervo avispado, una cebra presumida o un cuervo cabizbajo. El sueño se ha convertido en realidad”.

El trabajo de Joana Santamans ha volado -literalmente- hasta la ciudad de San Francisco. La artista de Esparraguera (Barcelona) participa en la exposición Magical Safari, inaugurada el pasado viernes día 28 de septiembre en la Roll Up Gallery, un espacio ubicado dentro de una discoteca moderna y de tendencias del estilo de Apolo llamada Public Works. Además de las seis piezas ilustradas sobre madera de 40×40 cm., Joana presenta una obra en formato audiovisual que vestirá las paredes de la galería, el making-of de Playing with Pigs en la Casa de Carlitos y Patricia, un estudio de publicidad de Barcelona de lo más moderno. Este trabajo, que todavía no ha sido presentado en la capital catalana, ha sido realizado por la gran Lyona.

(Este es mi texto, que acompañará a los animalitos mientras estén de caza por Barcelona, San Francisco… y lo que surja.)

Marta Rosella Gisbert Doménech